The Miscake: la tarta para celebrar dramas y errores

About This Project

El pastelero Christian Escribà y el creativo Pep Torres, dispuestos a poner un toque de humor a la vida en los tiempos que corren, lanzan una tarta especial que nos ayuda a reírnos de las meteduras de pata (propias o ajenas) y a pasar página, porque «la vida es maravillosa debajo de un lío descomunal».

The Miscake (mistake + cake) viene con un ritual mágico que conjura y extirpa los malos rollos (el lío dorado de chocolate al 70 %) y premia nuestro aguante con un riquísimo pastel de bizcocho, mousse de chocolate, cremoso corazón de fruta de la pasión y cobertura de chocolate negro.

Solo se puede comprar online, a través de www.themiscake.com, y se elabora en un único establecimiento de cada ciudad del mundo; de momento, además de las Pastelerías Escribà en Barcelona, está disponible en Rocambolesc de Jordi Roca en Girona, Pastelerías Mallorca en Madrid, Adriana Cabot en Arteixo (A Coruña) y en breve estará en otras ciudades españolas y en países como México y Sudáfrica.

Fracasos profesionales, fiascos sentimentales y batacazos varios. A veces la vida no es dulce, pero hay que aprender relativizar y tomarse las cosas con mucho humor. No queda otra. Con esta envidiable filosofía, el carismático pastelero y «creador de emociones» Christian Escribà (al frente de las Pastelerías Escribà, en Barcelona) y el polifacético Pep Torres (consultor creativo, inventor y conferenciante, entre otras muchas cosas) han creado The Miscake, la primera tarta para celebrar las cosas que salen mal.

The Miscake –juego de palabras que cruza mistake y cake, error y tarta, en inglés– es perfecta para desdramatizar y reírse de uno mismo. Viene incluso con un ritual: hay que introducir los palillos en el pastel mientras se explica la desgracia en cuestión, leer un conjuro mágico –«Cuando esta tarta sea comida, todo el drama desaparecerá, porque ningún drama en esta vida una sola lágrima derramará»– y extraer con cuidado el lío dorado (chocolate al 70 %) que corona la tarta y que simboliza nuestra propia maraña existencial. Está recubierta de chocolate negro y, por dentro, tiene un pastel de bizcocho de chocolate, mousse de chocolate y un cremoso corazón de fruta de la pasión. El tamaño normal (25 €/ 4 raciones) ayuda a sobrellevar las grandes tragedias, pero también hay una versión para minimiserias (9 €/ 2 raciones).

Fecha

Febrero 2021

Category
proyectos Accion & Comunicacion
es_ESES
en_GBEN es_ESES