SLVJ Marbella: el dinner show más hedonista desembarca por fin en la capital de la Costa del Sol

About This Project

Salvaje, diferente, muy divertido y también playero. Así es SLVJ Marbella, la nueva apertura del grupo, un sello que, tras conquistar Bogotá, Ciudad de Panamá, Miami, París y varias ciudades de España llega a Marbella para seguir rompiendo moldes y exportar su hedonista y sibarita filosofía de vida, que innova en torno a la cocina japonesa. Nada es convencional ni ordinario en SLVJ Marbella, que cuenta con un impresionante beach club exterior y una sala interior, climatizada, en el corazón de Puerto Banús. Impacta la decoración (cosmopolita y cálida, a un tiempo); su ambiente eclético y vitalista y una puesta en escena singular en la que la protagonista absoluta es la mejor gastronomía. SLVJ Marbella ofrece una propuesta culinaria de gran nivel y una personalidad propia, con guiños a su cercanía al mar. El sushi más original, un completo raw bar, platillos singulares para compartir y su robata protagonizan una visión culinaria única en la localidad andaluza, que se completa con una carta de originales cócteles y una decoración insólita. SLVJ Marbella es más que un local: es un estilo de vida que hay que experimentar.

UNA CARTA MUY ‘SLVJ’ CON GUIÑOS PROPIOS

Aunque SLVJ Marbella comparte filosofía y espíritu con el resto de sucursales, el mar y sus productos tienen un marcado protagonismo en la carta. Así, en su despensa se encuentran los mejores pescados y mariscos del Cantábrico, el Atlántico y el Mediterráneo, de donde vienen los bogavantes, los carabineros, el pulpo, las ostras, las vieras, la lubina, las gambas rojas, el erizo de mar y los percebes. De la tierra, sobresalen exclusivas setas, trufa negra o una sabrosa carne madurada. Como buen “ciudadano del mundo”, también hay espacio para exqusitos alimentos de origen foráneo, como el king crab, soft crab y snow crab (diferentes tipos de cangrejos), el wagyu japonés de calidad A5, las especias y los fermentados y macerados japoneses como el kimchi y el umeboshi. La robata (parrilla japonesa que permite que los alimentos tengan mayor contacto con el carbón) es capaz de sublimar todos los matices y aromas de una propuesta que hermana productos de proximidad y japoneses, así como técnicas niponas con los elaborados fondos y las cocciones lentas que caracterizan el estilo SLVJ. ¿El resultado? Un sabor potente en un espacio de ensueño en el que se reverencia el mejor producto.

Fecha

Junio 2022

Category
proyectos Accion & Comunicacion
es_ESES