Rocacho se rinde al rabo de buey de el capricho con tres platos en homenaje a la feria de San Isidro – @RocachoMadrid

About This Project

El restaurante Rocacho es, sin duda, una de las grandes mesas capitalinas gracias a su ambiente agradable, al impecable servicio y, sobre todo, a una cocina tradicional apoyada en el poder de las brasas y de las mejores carnes de El Capricho, que ofrece en exclusiva en la capital. Durante todo el mes de mayo, además, este espacio quiere hacer un homenaje a la Feria de San Isidro, de manera que en su carta encontraremos, desde el 5 de mayo, tres propuestas con el rabo (de buey, eso sí) de la finca de José Gordon: unas gyozas, unos baos y su chotis madrileño de rabo de buey, el tradicional guiso de la Madrid pero con una original presentación y, claro está, con la carne de rabo del bovino castrado, en vez de con la del toro.

En palabras de Jairo Soria, chef del espacio, los dos primeros platos –gyozas y baos— están especialmente pensados para compartir y tienen unos ligeros toques orientales. Ambas recetas están rellenas de un guiso de rabo de buey –cocinado durante siete horas, por lo que tiene una extrema melosidad—. Las gyozas se sirven con una salsa, que se obtiene de la reducción de la salsa del plato para conseguir un sabor más intenso. En el caso de los baos, tienen el mismo relleno y se acompañan de cebollita roja, mayonesa siracha y unos brotes de lechuga.

El chotis madrileño de rabo de buey es la peculiar versión de Jairo Soria del plato más castizo de Madrid durante esta época de feria taurina: el rabo de toro guisado. El chef cambia esta pieza por la de buey y la presenta de una manera original, que explica el curioso nombre que lleva. «El tradicional baile madrileño se baila sobre una baldosa, que aquí recreamos con una patata frita cuadrada. Sobre ella se presenta el guiso de rabo de buey y se acompaña de unos puntitos de boniato asado para ofrecer un punto dulce».

Fecha

Mayo 2022

Category
proyectos Accion & Comunicacion
es_ESES