Latasia: el compromiso de los hermanos Hernández con la cocina de mestizaje impregnada de vivencias (y su evolución)

About This Project

Lo que comenzó como la aventura personal de dos hermanos unidos por su pasión por la cocina clásica española y los viajes —Sergio, con experiencia profesional en Latinoamérica y Roberto, en varios países asiáticos— es hoy, seis años después de su nacimiento, un proyecto consolidado y un referente de los entusiastas de la cocina de fusión en Madrid. O más bien, de mestizaje, como prefieren denominar al estilo que reina en Latasia, un lugar en el que los sabores y técnicas de Perú, Singapur, Filipinas, Malasia, Indonesia y Azerbayán se hermanan con la cocina tradicional —muy relevante en sus carreras— para concebir platos llenos de sabor, en los que la indiferencia es imposible. Latasia afronta el futuro aferrándose a sus raíces y a su forma de entender la gastronomía, pero también abierto a la evolución: Sergio y Roberto siguen inspirándose, para avanzar, en sus vivencias, en Asia y en Perú, pero también en conversaciones con amigos para que el local crezca y transite otros espacios sin desvirtuar su esencia tan única. Ya está operativa su carta de verano, como unos melosos callos de bacalao o un solomillo agridulce, junto a clásicos infalibles a los que la clientela no quiere renunciar.

En estos seis años, Roberto y Sergio Hernández no se han quedado quietos y han expandido su visión mestiza de la comida por la capital. En 2017, en la zona de Campo de las Naciones, inauguraron Taramara, un restaurante en el que, sin renunciar a su cocina viajera, ejecutan platos con más poso tradicional. No hay que olvidar que, además de su madre, su primera maestra, los Hernández se consideran discípulos de Rogelio Barahona, ese rey del bacalao y del chup-chup que tan bien lo hizo en Urkiola Mendi. Muy recientemente, y en la misma zona de Taramara, ha visto la luz Taberna Moemia, el tercer “hijo”, a caballo entre el casticismo matritense y el estilo trotamundos. Pese a este nivel de actividad, Sergio y Roberto cuidan con celo de cada espacio, y en Latasia, su buque insignia, exhiben su estilo más personal, viajero y en el que caben sabores y técnicas de Asia, Latinoamérica y España. ¿El objetivo? Seguir enamorando a su público sin desvirtuar lo que les ha hecho únicos, pero sin anquilosarse ni perder su dinamismo. Esto también afecta al local: aprovecharán el cierre en agosto para introducir pequeños cambios en el interiorismo.

Fecha

Julio 2022

Category
proyectos Accion & Comunicacion
es_ESES