Emilio Moro y Cepa 21 mantienen al 100% de su plantilla

About This Project

Ambas bodegas, que apuestan estos días por reforzar las ventas online de sus vinos a través de la campaña ‘Emilio Moro y Cepa 21 Unen’, han mantenido a sus 110 trabajadores pese al COVID-19 y el cierre generalizado de la hostelería en los países en los que opera.

Las bodegas vallisoletanas Emilio Moro y Cepa 21, ambas propiedad de la familia Moro y situadas en la localidad de Pesquera de Duero, han asegurado que, pese a la pérdida de las ventas a hostelería tras el cierre de los restaurantes el pasado 14 de marzo, no presentará por el momento ningún  Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Así, mientras les sea posible, seguirán sufragando con recursos propios la nómina íntegra del 100% de su plantilla, compuesta por un total de 110 trabajadores entre ambas bodegas.

Antes del decreto del estado de alarma, Emilio Moro y Cepa 21 se adelantaron a la mayoría de empresas diseñando, a principios de marzo, los protocolos necesarios para garantizar la seguridad tanto de sus empleados como del cliente final. Dichas medidas incluían, entre otras, el teletrabajo para el personal de oficina, la rotación de equipos y la distancia de dos metros en bodega y exigentes protocolos de desinfección e higiene en toda la cadena de producción y distribución, desde la planta elaboradora y el almacén hasta los encargados del servicio de mensajería.

Fecha

Abril de 2020

Category
proyectos Accion & Comunicacion
es_ESES
en_GBEN es_ESES