Cañadío Santander y Cañadío Madrid: un concepto, dos sedes

About This Project

420 kilómetros separan estos dos templos de la cocina cántabra modernizada, dirigidos por el cocinero y empresario santanderino Paco Quirós y la sumiller Teresa Monteoliva.

Cañadío nació en Santander en 1981 como un pionero entre las casas de comidas y replicó el concepto en Madrid 30 años después; hoy es el alma del grupo homónimo (formado además por La Maruca, La Bien Aparecida y La Primera).

La fórmula de su éxito radica en el buen ambiente y en una oferta más allá de las modas, fiel a la calidad del producto de temporada: rabas de Santander, anchoas de Santoña, bocartes fritos, merluza ‘de adelante atrás’ y tarta de queso se encuentran entre sus platos más aclamados.

El santanderino Paco Quirós estudió cocina en la Escuela de Hostelería de su ciudad natal y, posteriormente, trabajó en el hotel Picos de Europa, de Potes, y en el Club Landachueta de Bilbao, a las órdenes de Luis Lezama. De vuelta en Santander, en 1981, y con tan solo 25 años, decidió abrir Cañadío en pleno centro de la ciudad –en la plaza conocida popularmente como plaza del Cañadío–, un restaurante de raíz cántabra que pronto despuntó como el local del momento.

Poco después se incorporó al proyecto Teresa Monteoliva, quien se convirtió en su esposa, en copropietaria de Cañadío y, sobre todo, en un pilar fundamental para la estabilidad del negocio. Hoy en día es una reputada formadora, miembro de la Asociación Española de Sumilleres y gerente de Cañadío Santander y, además, se encarga de la supervisión de la bodega de todos los restaurantes del grupo.

 

 

Fecha

Marzo de 2020

Category
proyectos Accion & Comunicacion
es_ESES
en_GBEN es_ESES