30
Oct

.@Emilio_Moro y @SevillaFC levantan la primera copa de la temporada

Emilio Moro se convierte en el vino oficial del Sevilla durante la temporada 2018-2019, gracias a un acuerdo de colaboración que llega en un momento muy dulce para ambas entidades. La bodega presidida por José Moro, una de las más prestigiosas de la Ribera del Duero a nivel mundial, acaba de presentar en el IoT World Congress un proyecto de innovación pionero en su sector, y el club sevillista, presidido por José Castro, es el actual líder de LaLiga.

Dos líderes se dan la mano en Sevilla. Bodegas Emilio Moro, una de las más potentes en ventas, imagen y exportación de la Ribera del Duero, y el club sevillista, que lleva dos semanas mimando la primera posición en LaLiga, han firmado esta mañana un acuerdo de colaboración mediante el cual Emilio Moro se convierte en el vino oficial del Sevilla Fútbol Club durante la presente temporada 2018-2019. «Aunque estoy seguro de que serán muchas campañas más celebrando éxitos juntos», afirmó José Moro, presidente de la bodega y tercera generación del negocio familiar.

Triunfo, felicidad y liderazgo. Ese era el tridente de sensaciones que se palpaba en la sala de prensa del estadio Ramón SánchezPizjuán antes de que José Moro tomara la palabra: «este acuerdo nos enorgullece, más si cabe, por nuestra forma de entender la vida. Creo que ambas entidades compartimos la sed de triunfos, la apuesta por la excelencia en la gestión y el compromiso social a través de nuestras fundaciones solidarias. Las dos somos, al fin al cabo, transportistas de felicidad». Por su parte, José Castro, presidente del Sevilla FC, señaló: «es un orgullo para el Sevilla FC llegar a este acuerdo con una bodega del prestigio de Emilio Moro. Hoy, el líder de Primera División y una bodega líder se dan la mano. Con el Sevilla FC apostáis sobre seguro». El acuerdo se selló, como no podía ser de otra manera, con un brindis entre ambos presidentes protagonizado por el buque insignia de la bodega, el vino Emilio Moro.

Ambas instituciones, cuya tradición y reputación son reconocidas a nivel mundial, viven momentos muy dulces. La bodega vallisoletana, cuyos vinos, de extraordinaria calidad, gozan de gran reputación tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, acaba de presentar a nivel mundial (en el IoT World Congress de Barcelona) un proyecto de innovación pionero en su sector que la sitúa como la bodega del futuro y que consiste en la aplicación de tecnologías ligadas a IoT (Internet of Things), inteligencia artificial y tecnología satelital para maximizar el rendimiento y minimizar el impacto ambiental de la producción del vino. Un proyecto que nace de la filosofía fundacional de la propia bodega, basada en tres pilares fundamentales: el respeto a la tradición heredada de sus antepasados, la apuesta por la innovación y la Responsabilidad Social Corporativa, que desarrolla tanto desde la bodega como desde la Fundación Emilio Moro, una asociación sin ánimo de lucro que este año ha celebrado su décimo aniversario.

Por su parte, el club hispalense, presidido por José Castro, es el actual líder de LaLiga y está inmerso en otra esperanzadora andadura en la Europa League, competición que ha conquistado en cinco ocasiones, las últimas tres de manera consecutiva entre el 2014 y el 2016.

SOBRE BODEGAS EMILIO MORO
El origen de la bodega se remonta a 1891, año de nacimiento de su fundador, Emilio Moro, en Pesquera de Duero (Valladolid), enclave privilegiado de la Ribera de Duero rodeado de viñedos. Emilio Moro, abuelo de los actuales propietarios, enseñó a su hijo el amor por el vino, y este a su vez lo transmitió a sus hijos.  Tras tres generaciones, José y Javier Moro se hacen cargo de la bodega que actualmente posee unas 200 hectáreas de viñedo propio, plantadas e injertadas con un excelente clon de tempranillo recuperado de sus viñas más viejas, y algunos de sus pagos más conocidos son Resalso, plantado el año en que nació Emilio Moro (1932), con suelos profundos y frescos; Valderramiro, con los vasos más antiguos de la bodega y la cuna de su gran vino de pago, Malleolus de Valderramiro; Sancho Martín, con unas excelentes condiciones de maduración, ofrece vinos tánicos y de marcada acidez, ideales para la crianza; y Camino Viejo, donde nace Malleolus. La familia Moro además posee la bodega Cepa 21 (también en la Ribera del Duero) que engloba las referencias Hito, Hito Rosado, Cepa 21, el vino de pago Malabrigo y Horcajo. Además, este año ha lanzado al mercado los godellos La Revelía y El Zarzal, fruto de su desembarco en El Bierzo. www.emiliomoro.com

Top