14
Jun

Sorgin, la ginebra de @FrancoisLurton

El prestigioso vigneron François Lurton y su mujer Sabine Jaren presentan la primera ginebra elaborada con Sauvignon Blanc. Se trata de un destilado suave, cálido y sedoso, con notas cítricas y florales, que refleja toda la elegancia y complejidad aromática de esta delicada uva francesa. Su nombre, que significa ‘bruja’ en euskera, hace referencia a la magia de la alquimia y al amor de Sabine por el País Vasco (donde vivió durante muchos años) y su elaboración es el resultado de la herencia familiar de François Lurton y de su experiencia en el tratamiento de la Sauvignon Blanc.

Potente, equilibrada y audaz. Así es Sorgin, la primera ginebra elaborada con Sauvignon Blanc que supone la incursión del prestigioso vigneron François Lurton y de su mujer Sabine Jaren en el mundo de los destilados. A diferencia de las ginebras con base de grano, Sorgin es suave, sedosa y con un cuerpo cálido y presenta toda la complejidad, delicadeza y riqueza aromática de la uva de la que procede, destacando sus notas frutales y vegetales a cítricos, grosella negra, violeta y retama principalmente. Matices que la convierten en una ginebra única, diferente y con muchas posibilidades en mixología.

Considerado como uno de los mayores expertos del mundo en el tratamiento de la Sauvignon Blanc y con bodegas en Argentina, Chile, Francia y España, François Lurton es la cuarta generación de una reconocida familia de viticultores, pionera en la elaboración de vinos blancos en la región de Burdeos desde 1897. Pero antes del vino, en 1880, sus antepasados se dedicaron a la producción de destilados siguiendo la tradición de los primeros licores a base de enebro que aparecieron en Francia, Bélgica y Holanda a partir del siglo XIII. Con Sorgin, François Lurton y su mujer Sabine (una enamorada del vino, la ginebra y la cultura vasca de la que toma su nombre la ginebra) han querido entroncar esa herencia familiar con la manifiesta pasión del vigneron francés por la Sauvigon Blanc, conocida por su delicadeza y complejidad.

Las uvas de las que procede Sorgin se cultivan en las laderas de Gascuña (al noroeste de Francia) en unas condiciones climatológicas excepcionales, caracterizadas por brumas matinales (las famosas fumées blanches) y tardes soleadas, que potencian el perfil aromático y la complejidad propias de la varietal. Tras una exhaustiva selección de los mejores racimos, las uvas se vinifican para convertirse en un excepcional 100 % Sauvignon Blanc que posteriormente se destila y se ensambla con el destilado de enebro y con los extractos naturales de botánicos que resaltan la paleta de aromas de la Sauvignon Blanc: cáscaras de pomelo, lima y limón, violeta, la retama y brotes de grosella negra.

El resultado es una ginebra suave, elegante, equilibrada y sedosa, con un cuerpo cálido y un paso en boca amplio que evidencia toda su intensidad aromática, en la que destacan notas cítricas y vegetales muy potentes. Su final, largo, agradable y refinado, revela los aromas de retama y violeta de la Sauvignon Blanc en perfecta sintonía con el enebro. En definitiva, se trata de una ginebra con una personalidad única que resulta ideal para tomar sola, en gin tonic (se recomienda servir con cáscara de pomelo o de naranja a la manera del Sorgin’To) o en cócteles como el  Karakas (Sorgin, grosella negra y zumo de limón).

P.V.P: 35€.

Share on FacebookTweet about this on Twitter
Comentarios ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Top