15
Jun

Pink Lady® cierra la campaña con un ligero aumento de la producción y las ventas respecto a años anteriores

Pese al declive en la producción global del mercado de manzanas, que ha caído un 5% en el último ejercicio, la Pink Lady® producida en Lleida y Girona ha experimentado un crecimiento del 118% en su producción durante los últimos cuatro años y del 4% en sus ventas (respecto al año anterior o 114% durante los útlimos.

La manzana número uno en Europa, donde se comercializa una media de más de 160.000 toneladas al año entre los tres países productores (España, Francia e Italia), termina su temporada de consumo. Sus fans tendrán que esperar hasta principios de noviembre, época en que se recoge la siguiente cosecha de forma manual y tras haber completado el ciclo natural de los manzanos, para poder volver a disfrutar en todo su esplendor de las Pink Lady®, una variedad única en el mundo que es el resultado del cruce entre la Golden Delicious y la Lady Williams además de una fruta 100% natural, estacional y producto de una arboricultura sostenible que da como resultado un sabor auténtico, intenso y excepcional.

Esta última cosecha, excelente a pesar de haber sido tardía, ha dado como resultado una buena homogeneidad, tamaños ligeramente más grandes que en años anteriores y una calidad extraordinaria y ha supuesto para Pink Lady®   un crecimiento de las ventas del 4% respecto al año anterior habiéndose agotado el 90% de las existencias a finales del mes de mayo. “Las ventas de Pink Lady®  son ligeramente superiores a las ventas generales de manzanas desde los últimos dos años como consecuencia del declive que están sufriendo manzanas como la Golden y la Royal Gala. Pink Lady® representa aproximadamente el 2% del mercado de la manzana en España y produce aproximadamente 2/3 de las ventas entre marcas de manzanas”, explican desde la marca.

Respecto a la producción, en la última campaña se han producido en España 7.130 toneladas (4052 en Girona y 3078 en Lleida) lo que ha supuesto un ligero progreso de 1,5 % por encima del mercado de manzanas que cayó un 5%. “Por eso, podemos decir que Pink Lady® ha experimentado un crecimiento del 118% en los últimos cuatro años”, aseguran sus productores. Parte de esa producción (poco menos de la mitad) se ha exportado, principalmente, a Irlanda, Portugal, Reino Unido y Alemania. Aunque las exportaciones se han reducido un 17% este año ya que cada vez se consumen más a nivel local por ser un producto natural, de temporada y de kilómetro cero. De hecho, el momento de la cosecha, en el mes de noviembre, es cuando más se consumen confirmando la creciente importancia que los consumidores españoles otorgan a la estacionalidad de los productos frescos.

BUENOS AUGURIOS PARA EL FUTURO

Las buenas condiciones climáticas durante la floración y maduración de la fruta auguran que la próxima campaña será también excelente en términos de cantidad y calidad. “Estamos convencidos de que la Pink Lady® (que se produce también en Francia e Italia) tiene un gran potencial en España y esperamos llegar a producir 275.000 toneladas entre los tres países en 2025 manteniendo la producción sostenible, el equilibrio entre las distintas áreas (plantación y ventas), el dinamismo social y el impulso económico a nivel local que supone su producción en Lleida y Girona”.

LA MANZANA QUE CULTIVA SUS VALORES

Muchos han sido los rostros conocidos de nuestra gastronomía, como Jordi Roca, Paco Roncero, Pepe Solla, Fina Puigdeval, Joaquín Felipe o Isabel Maestre, que se han dejado seducir por la organolepsia única de Pink lady®, una manzana cuyo intenso aroma y sabor es el resultado de una historia de amor y de respeto hacia la tierra, el tiempo y los hombres. Esta historia comienza en 1973, cuando el australiano John Cripps cruza por primera vez en la historia una Golden Delicious con una Lady Williams y la bautiza Pink Lady® en honor a su novela favorita, The Cruel Sea de Nicholas Montsarrat, en la que el héroe saborea un cóctel con este nombre. Años más tarde, en 1997, un grupo de visionarios europeos se enamora del producto naciendo así la asociación Pink Lady®, una asociación gobernada en la actualidad por 2.827 productores comprometidos con la calidad y con unos valores y una filosofía común.

EL RESPETO A LA TIERRA. UNA ARBORICULTURA SOSTENIBLE

Los productores de Pink Lady® cultivan el amor por sus tierras aplicando los principios de una producción frutícola integrada. Este modo de cultivo, respetuoso con el medio ambiente y la biodiversidad, combina prácticas convencionales con soluciones naturales provenientes de la agricultura biológica y parte de la observación permanente de los campos. Y es que el tamaño medio de los huertos de Pink Lady® en Lleida y Girona es de unas 1,28 hectáreas lo que permite al agricultor conocer hasta la más pequeña porción de su parcela pudiendo anticiparse a los eventuales ataques de elementos dañinos y limitar al máximo el tener que recurrir a tratamientos.

POLINIZACIÓN NATURAL

Todos los métodos utilizados para el desarrollo del árbol y de su fruto son 100% naturales, sin química alguna, empezando por la polinización. Desde el momento de la floración y gracias la colaboración con apicultores locales, los productores de manzanas introducen panales de abejas en sus huertos que maximizan las posibilidades de una exitosa polinización, garantía de una producción de calidad. Además, Para preservar al máximo el equilibro de la  naturaleza y garantizar al mismo tiempo a los consumidores una calidad y una seguridad irreprochables en cada Pink Lady®, todo productor recurre a métodos preventivos y alternativos para proteger su huerto. Por ejemplo, la confusión sexual permite luchar contra algunos elementos dañinos, en particular la carpocapsa, principal peste de la manzana.

TIEMPO Y MIMO, LAS CLAVES DE UNA CALIDAD EXCEPCIONAL

El respeto a los ciclos naturales del árbol y su fruto es otro de los valores de Pink Lady® y uno de los principales motivos que hacen de ella la manzana número uno en Europa en calidad y sabor. Pink Lady® es la primera manzana del mercado en florecer (entre finales de marzo y principios de abril) y la última en ser cosechada (entre finales de octubre y principios de noviembre). Así, tras siete meses en el árbol, consigue desarrollar su plena riqueza aromática. Además, cada hectárea cultivada conlleva por parte del productor unas 700 horas de trabajo y cuidado, el 20% más que otras variedades.

Con todo y tras su recolección selectiva y manual, Pink Lady® es una de las pocas manzanas que llegan de la tierra a la mesa absolutamente frescas y con unas características organolépticas únicas: crujiente, jugosa, aromática, con un buen equilibrio entre azúcar y acidez.

EL RESPETO A LOS HOMBRES. UN MODELO ASOCIATIVO Y COLECTIVO

Pero Pink Lady® es mucho más que una manzana. Es una asociación justa, equitativa y comprometida con sus valores de la que forman parte 2.827 productores distribuidos entre España, Francia e Italia y que genera alrededor de 10.000 empleos directos e indirectos. En España forman parte de ella 52 familias productoras que controlan 81 explotaciones con un tamaño medio de poco más de una hectárea repartidas entre Lleida y Girona.

Juntos han creado un sector atípico e innovador, un modelo económica, social y ecológicamente sostenible y con un gran carácter humano donde el interés general del sector prima sobre los intereses particulares. Todos los actores del sector cumplen normas y buenas prácticas definidas de forma colegial para un control perfecto de la calidad y se alienta a la joven generación dando prioridad a los jóvenes agricultores que quieren instalarse a la hora de acoger a los productores de manzanas.

Share on FacebookTweet about this on Twitter
Comentarios ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR