09
Feb

@chef_betty embajadora de la gastronomía nayarita en el mundo

Originaria de San Blas, una pequeña localidad a orillas del Pacífico mexicano y donde se ubica su restaurante El Delfín, en el Hotel Garza Canela, Betty Vázquez es una de las chefs más brillantes de México y el máximo exponente a nivel internacional de la gastronomía marinera de Riviera Nayarit.

La chef Betty Vázquez, embajadora de la gastronomía de Riviera Nayarit, nació y ha vivido la mayor parte de su vida en el histórico puerto de San Blas. Una localidad pequeña pero muy cosmopolita ubicada en Riviera Nayarit, una zona de la costa pacífica de México que se ha erigido en los últimos años como el nuevo centro de desarrollo turístico del país. Su amor por la cocina lo heredó de su abuela María, quien le enseñó a extraer el sabor de cada alimento y a ser paciente con los fuegos, mientras que su inquietud y su afán por investigar, crear y fusionar distintas culturas creció al ritmo de una cuidad tan vibrante y con tanto turismo internacional que pronto la convirtió en una mujer curiosa, abierta de mente y deseosa de conocer mundo.

Por ello, aunque se formó en aviación comercial y operaciones aeronáuticas, a los 25 años comenzó su carrera culinaria, primero en la prestigiosa escuela Le Cordon Bleu de París y después, en los mejores restaurantes de México, Estados Unidos y Europa. En España (para Betty “el nuevo destino gastronómico mundial”), tuvo la oportunidad de trabajar en 2017 junto a Juan Mari Arzak, de quien asegura aprendió “a investigar esas preguntas que surgen en el quehacer diario, a respetar cada producto que llega a nuestras manos, a ser una persona humilde y a asombrarse con las cosas sencillas de la vida”. Su permanente inquietud la llevó además a hacer un seminario con Albert Adriá en Barcelona; a conocer a los mejores cocineros de Madrid, San Sebastián y Bilbao; a realizar cursos en Italia con cocineros de la talla de Valentino Mercatilli  en  Imola (tres estrellas Michelin); a trabajar con los grandes maestros chocolateros belgas y suizos y a visitar las cocinas de Grant Achatz, Alice Waters o Nobu en EE.UU. y Pierre Gagnaire, Alan Duchase o Michel Rostang en París.

Para Betty Vázquez “el compromiso de los cocineros es que las recetas de las casas no se pierdan” y por ello su propuesta se basa en las enseñanzas de su abuela y en la cocina tradicional de Riviera Nayarit. Una cocina eminentemente marinera (ya que cuenta con 309 kilómetros de costa) y de donde son típicos el pescado zarandeado, los ceviches, los llamados aguachiles y la sopa prehispánica de chile y camarones. Recetas que son la base de algunos de los platos más míticos de la chef nayarita como el carpaccio de camarón con mole de chile serrano, la sopa de mariscos con dos chiles -guajillo y de árbol-, el chile poblano relleno de mariscos, el lomo de cerdo con mole de chile guajillo y mango o el flan con manzana y cinco especias, su postre estrella.

EQUILIBRIO Y MODERNIDAD

Los padres de Betty han sido pieza fundamental en su carrera ya que hace 44 años  adquirieron una propiedad que desde años visitaban en vacaciones y lo convirtieron el Hotel Garza Canela, un hotel familiar donde sentirse como en casa. Allí, en 1985, Betty abrió su restaurante El Delfín, donde desarrolla una cocina muy personal, basada en sus vivencias y viajes por el mundo y con dosis de fusión y vanguardia pero “con un gran respeto por la memoria de nuestros productos mexicanos más ancestrales”. En definitiva una propuesta dinámica, abierta y equilibrada entre la tradición y la modernidad con la que busca componer una nueva sinfonía gastronómica: “en estos 37 años, he aprendido que los viejos hábitos de guardar celosamente las recetas como secretos de estado se han roto para siempre en beneficio de la evolución gastronómica”, asegura.

Actualmente Betty Vázquez es la máxima embajadora de la cocina nayarita en el mundo y en su currículum figura el haber participado en los más importantes congresos y encuentros gastronómicos a nivel mundial codeándose con los chef más prestigiosos de cada país y desde su inicio en 2015 es jurado de Master Chef Mexico, habiendo participado en el programa de televisión en sus cinco temporadas. Con numerosos premios y distinciones en su haber, Betty asegura que la han invitado a mover su restaurante a otras ciudades, pero dice no estar en sus planes: “mi espacio natural, lo que me motiva y me inspira es el océano; no me imagino lejos del mar que me nutre todos los días”. Y es que de hecho, a pesar de ser una mujer con los pies en la tierra, su especialidad son las bondades marinas, su obsesión “el sabor a mar” y su lema: “de la ola a la olla”.

Share on FacebookTweet about this on Twitter
Comentarios ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Top